Domingo, 13 Mayo 2012 14:00

El Telégrafo

Valora este artículo
(0 votos)

La entrada

Clasica Madrid Una y no mas

 

En la zona de Cuzco, en la Calle Capitán Haya, se encuentra esta marisquería que tiene cierta notoriedad. Como era mi aniversario acudimos allí a celebrarlo.

La fachada es de madera, con un gran expositor en los que exhibe el marisco que se degusta en el interior. Al entrar, lo primero que nos sorprendió es que la camarera nos preguntó si fumadores o no fumadores. Una pregunta que hace más de un año que no me parece que se pueda escuchar en un restaurante. Por supuesto elegimos no fumadores, porque pocas experiencias conozco mas antinómicas e incompatibles con el comer como el fumar.

Nos pasaron a un comedor con luz tenue, en tonos azules y con bastante intimidad a pesar de que había bastante gente comiendo. Tan pronto como nos sentaron vino una camarera muy agradable que por el cacillo colgando del cuello, era además la sumiller. Después de ojear la carta y comentarle nuestros gustos nos aconsejó un riesling aleman.

Coincidió que estaban celebrando las jornadas del carabinero. Pedimos una ración de carabineros, una de gamba roja de Denia, tras preguntarle a que llamaban cigala tronco, y respondernos que a las de 250 gramos, pedimos una para cada uno, y por último dos arroces, uno de carabineros para mí y uno de pescado para mi mujer.

la gambaVinieron primero las gambas rojas, después los carabineros y por último las cigalas. Y en los tres casos se adivinaba un producto de excelente calidad y sin embargo el resultado no fue el idóneo. Las gambas y los carabineros estaban hechos en una plancha a demasiada temperatura con lo que los jugos que sueltan al contacto con el calor de la plancha se habían abrasado y le habían transmitido un sabor amargo de fondo que si bien no le quitaba jugosidad al marisco, le otorgaba un sabor que no le hacía apetecible en absoluto. Para daros cuenta de lo que digo observad que en las fotos el caparazón de las gambas se ha vuelto blanco, en lugar de tener un rojo oscuro.

En el caso de la cigala, no era una cigala tronco. En cuanto apareció nuestra amable camarera y posó los platos sobre la mesa se lo comenté y tras una excusa sobre el tamaño variable de los mariscos desapareció el resto de la velada. Parece ser que en las marisquerías madrileñas en cuanto te quejas de algo quien te atiende sale corriendo. Y el problema de la talla no era el mas grave, al abrirla a la mitad y ponerla en una plancha demasiado caliente, se había hecho una costra y se había vuelto un producto correoso. En fin una pena.

el arrozBueno, al menos nos quedaban los arroces. El de mi mujer tenía un sabor firme y agradable, si bien la textura estaba pasada. El mío que era el de carabineros estaba pasado de sabor, y duro. La razón creo que es porque hacen un único fumet de marisco para las tres clases de arroz que hacen, carabinero, bogavante y pescado. Y claro, si el sabor de la de pescado es adecuado en cuanto le añades un carabinero o dos pues el sabor se incrementa de tal manera que se hace demasiado saciante. Adecuado para una tapa, pero no para un plato de 200 gramos. en el que acababas saturado.

tiramisuComo estábamos bastante llenos decidimos compartir un tiramisú, por consejo de nuestra nueva camarera. El bizcocho, si bien demasiado húmedo, no estaba mal, la crema de mascarpone era deliciosa y el cacao tenía el amargor justo. Era un plato que funcionaba, hasta que encontrabas una goma inmasticable transparente. Un pegote de gelatina sin disolver. Y tras preguntarle a la camarera, nos dijo que a veces pasaba. La normalidad en su cara y la rapidez en la respuesta me indica que no es a veces, sino frecuentemente. Y eso para mí es inaceptable en un sitio donde la cuenta alcanza un precio desorbitado.

Al final lo único reseñable, el excelente vino.

En resumen un restaurante que es una y no más, ya que la sala no funciona ya que salen corriendo a la menor crítica, la cocina sobrecocina todos los productos menos la gelatina que esa no es capaz ni de disolverla. Y la relación calidad precio es de las peores que he probado ya que es muy baja calidad al mas alto precio.
 

Información adicional

Leído 4653 veces Modificado por última vez en Jueves, 04 Octubre 2012 14:31
Inicia sesión para enviar comentarios

Desde que tengo recuerdos, siempre has estado a mi lado, e incluso antes de lo que puedo recordar. En tu nombre y siempre junto a ti he vivido; y muchas son las vivencias en las que siempre apareces. No hay día en que no piense en ti, y si un día no te he visto... no ha sido lo mismo.


Por ello, hoy, creo que estoy preparado para reconocer la importancia que tienes en mi vida, es más, reconozco que sin ti no entiendo la vida. Y por ello quiero publicar este blog para que todo el mundo lo sepa.

LoGourmet