Sábado, 15 Marzo 2014 20:44

Casa Pedro

Valora este artículo
(0 votos)

la entrada

Clasica Valladolid Una-y-no-mas

 

Últimamente había oído hablar bastante de un restaurante en Herrera de Duero, pueblo cercano a mi ciudad, y aprovechando una cita con unos amigos con coche, nos acercamos a probar si su fama era merecida o no.

Nada más entrar me sorprendió su tamaño. Es grande, muy grande, el bar tiene un monton de ambientes distintos, cada uno cuidado con mimo para que la experiencia sea lo más grata posible. Hay cabezas disecadas en una zona, en otra una maqueta de una plaza de toros hecha con mimo y mucho detalle, en otra espadas y aperos de labranza decoran las paredes... hay una zona en azul, otra en naranja... Es un lugar precioso. Tras disfrutar de un aperitivo en la barra, pasamos al comedor en el que habíamos reservado con antelación, cosa necesaria si quieres probar sus afamados asados, sea el de cochinillo o el de lechazo.

langostinos mesonNos acomodaron en uno de los dos comedores. Era amplio, con las paredes profusamente decoradas, y detalles cuidados. Las mesas, amplias y suficientemente separadas unas de otras como para no molestar y que no te molesten. Tras ojear la carta, pedimos Calamares romana, morcilla, pimientos rellenos y sus famosos langostinos mesón como entrantes y lechazo para dos, merluza y solomillo de segundo. Todo ello regado con una botella de Tamarál joven.

 

 

los pimientosLos calamares romana eran congelados, con un rebozado bastante basto y estaban correosos, los pimientos rellenos estaban bastante buenos si bien no llego a entender que pintan unos pimientos de padron fritos de acompañamiento de unos pimientos asados rellenos. La morcilla estaba demasiado pasada y quedaba bastante seca. En fin nada notable... los famosos langostinos mesos son unas gambas al ajillo pero hechos con langostinos sin pelar... con lo cual menos sabor a marisco... mas sabor a ajo y encima terminas pringado de aceite al pelarlos.

el lechazoLos segundos también fueron irregulares, la merluza estaba tierna y en su punto y tanto las almejas como la salsa que la acompañan estaban estupendas. El solomillo de sabor no estaba mal, pero pese a pedirlo menos que el punto, que es como a mi me gusta me lo trajeron al punto o al punto más y estaba seco. El lechazo también adolecía de ese problema. Quizá un exceso de cocción o una excesiva apertura de la puerta del horno habían acabado con la jugosidad y estaba bueno de sabor pero hacía bola. 

Por último de postre pedimos un pastel de crema con nata y un arroz con leche las que estaban bastante buenos.

El problema llegó a la hora de pagar, ya que una comida que por unos 25 o 30 euros podría haber sido calificada como correcta, en esta ocasión supuso casi 45 euros por persona y eso, teniendo en cuenta hay que hacer unos cuantos kilómetros para llegar hasta aquí... me parece bastante caro. Por ello para mí es una y no más. 

 

 

 

Información adicional

Leído 656 veces Modificado por última vez en Jueves, 03 Julio 2014 10:40
Inicia sesión para enviar comentarios

Desde que tengo recuerdos, siempre has estado a mi lado, e incluso antes de lo que puedo recordar. En tu nombre y siempre junto a ti he vivido; y muchas son las vivencias en las que siempre apareces. No hay día en que no piense en ti, y si un día no te he visto... no ha sido lo mismo.


Por ello, hoy, creo que estoy preparado para reconocer la importancia que tienes en mi vida, es más, reconozco que sin ti no entiendo la vida. Y por ello quiero publicar este blog para que todo el mundo lo sepa.

LoGourmet