Viernes, 26 Julio 2013 00:00

Fathe Pur

Valora este artículo
(1 Voto)

la entrada

Hindu Madrid Excelente

 

Nos apetecía comida étnica y quiso la suerte que por la zona en la que estábamos hubiese un hindú. En esta ocasión el establecimiento elegido fue el Fathe Pur.

Por su entrada, pese al cartel,  parece cualquier cosa menos un restaurante. Al acceder al establecimiento hay una barra y al fondo hay un comedor pequeño, presidido por una gigantesca foto del Taj Majal. La decoración es sencilla y refleja el carácter del local.

Fuimos atendidos por un camarero solícito que enseguida nos trajo las salsas con el tradicional "Papadum". Algo que me llamó la atención es que tanto los cubiertos como los vasos son metálicos.

pollo tandoriAl examinar la carta nos sorprendió ver que tienen ternera, algo no habitual en los hindúes. Pedimos pollo tandori, ternera bahuna, langostinos madrás, arroz pilau y para acompañar naan (panes planos horneados en el tandor) de queso y de cebolla.

El pollo tandori venía en una plancha caliente sobre una cama de verduras muy tiernas que lo protegían y evitaban que se tostase demasiado. Un acierto. El olor que salía de ese plato era un canto a las papilas gustativas, y al probarlo estaba tierno y jugoso... no seco como en otros sitios. En la boca se notaba un profundo picor muy agradable, intenso pero sin llegar a apagar el resto de las especias o el propio sabor del pollo. Simplemente increible.

La ternera bahuna es una ternera cocinada con una salsa de pimiento y tomate con especias. Era delicada y muy fragante, sin picor pero con muchos matices tanto en aroma como en olfato. Estaba deliciosa pero quizá la comparación con el primer plato hizo que no me estusiasmase igual.

resto de platosEl Dahl makani son unas lentejas con una salsa con base de tomate que no pica en absoluto y que tiene un monton de matices de las especias de la salsa. Delicioso.

Por último el curry que pedimos fue el madras prawn. Un curry de langostinos que picaba sin llegar a hacerte sentir mal. Y ese picor se suavizaba más porque mezclábamos el curry con el arroz pillau que pedimos para acompañar. Uno de los mejores currys que he probado. Sin duda una eleccion acertada.

Yo no pedí postre ya que no me llaman demasiado los postres de los hindúes, pero mis acompañantes pidieron batido de mango y leche frita. Ambos estaban dulces sin llegar a empalagar. Yo me tomé un cafe estupendo.

Y encima para redondear la experiencia es la vez que menos he pagado por comer en un restaurante hindú.

Sin duda un restaurante excelente y una referencia obligada en su género.

Información adicional

Leído 527 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Julio 2013 20:50
Inicia sesión para enviar comentarios

Desde que tengo recuerdos, siempre has estado a mi lado, e incluso antes de lo que puedo recordar. En tu nombre y siempre junto a ti he vivido; y muchas son las vivencias en las que siempre apareces. No hay día en que no piense en ti, y si un día no te he visto... no ha sido lo mismo.


Por ello, hoy, creo que estoy preparado para reconocer la importancia que tienes en mi vida, es más, reconozco que sin ti no entiendo la vida. Y por ello quiero publicar este blog para que todo el mundo lo sepa.

LoGourmet