Miércoles, 15 Febrero 2012 14:00

La Viña de Patxi

Valora este artículo
(0 votos)

La entrada

Clasica Valladolid Una y no más

 

En la Huerta del Rey, en la calle Rastrojo, un poco escondido, se encuentra este restaurante, que siempre ha tenido fama por la excepcional calidad de su pescado.

Hace tiempo fui a este restaurante con unos amigos y tenía pendiente volver para probar mas platos de la carta, ya que en aquella ocasión pedimos lo mismo para los 4 que acudimos. Tiene fama por ser el mejor restaurante para ictiófilos de Valladolid.  Por fin las circunstancias se aliaron para poder ir a comer.

El pulpo_a_la_brasaEl restaurante es amplio y no parece tan grande desde fuera. Cuando entras hay varias estancias, cada una de las cuales alberga varias mesas. En esta ocasión nos acomodaron al fondo del local. La encargada de sala, comúnmente conocida como maitre (metre). Nos acomodó, nos explicó brevemente la carta y nos dio pautas para garantizar una experiencia positiva.

De primero pedimos unas verduras en tempura y pulpo a la plancha. De segundo yo pedí bacalao a la plancha y mi mujer albóndigas en salsa. Antes de servirnos los platos nos ofrecieron un aperitivo que estaba bastante rico. Y nos trajeron unos tubos de ensayo con distintos tipos de aceite, para degustar. Al final no me quedó muy claro cual era cada cual, porque el que nos lo trajo me dijo 5 tipos, uno de los cuales, según dicho camarero un aceite tipo "ocal", me encantó. Le pregunté a otro de los camareros si podría comunicarme el nombre comercial de dicho aceite para poder comprarlo, y me dijo que sí y de paso añadió que a el le gustaba mucho el de arbequina, señalando la cuarta probeta. Curiosamente no era arbequina cuando llegó sino picual. Por desgracia mi aun corto conocimiento de los aceites no me permitió saber si el equivocado fue el primero o el segundo. En cualquier caso, un detalle curioso y unos aceites muy ricos, aunque nunca volvieron con el nombre comercial de aceite que me gustó. 

Después de una espera desde mi punto de vista excesiva, llegaron las brochetas de verduras, acompañadas de dos salsas, una de wasabi y la otra según un camarero era salsa shitake, menos mal que la maitre le corrigió explicándole que shitake es una seta, que la salsa es teriyaki. Creo que la tempura no estaba a la altura, no se pueden poner en una brocheta de verduras 5 trozos minúsculos de verdura y que tres de ellos sean pimientos, pese a que uno sea verde, otro amarillo y otro rojo. Un poquito de variedad, se puede poner zanahoria, calabacín, cebolla, hasta coliflor. En fin desde mi punto de vista no estana a la altura.

El bacalaoEl pulpo si bien de sabor estaba bueno estaba bastante tieso, indicativo de que no han respetado el tiempo de la plancha. Los cefalópodos, tanto la sepia como el calamar como el pulpo tienen dos puntos, el primero de ellos se consigue en muy poquitos segundos, se hace enseguida, si por exceso de  calor la fibra se contrae te toca cocinarlo otros 40 minutos. Este pulpo estaba pasado de punto. Y no era culpa del género. Eso sí la cremita de patata de guarnición y los puerros fritos estaban muy buenos.

De segundo, una eternidad después de los primeros, nos trajeron el pescado y el guiso de carne. El pescado, presentado con tomate natural y patatas fritas. No estaba pasado pero yo habría agradecido un pelín menos de cocción ya que había perdido jugosidad. El tomate ácido. Las patatas estupendas. La ración era mas bien escasa en todo menos en el precio. Las albóndigas, si bien estaban correctas, no eran algo espectacular, la salsa era de pimientos y a la larga se hacía pesado el plato.

AlbondigasDe postre pedimos un tiramisú para compartir, mas que por lo llenos, porque entre la entrada y la petición de los postres habían pasado dos horas. El postre bastante bueno, y uno de los tiramisues mas cercanos al plato italiano, (con su sabor a cacao, su queso mascarpone y su bizcocho de base), que he probado en mucho tiempo. Me trajeron el café a la vez que el postre, lo cual para mi no es lo correcto, tan poca prisa para unas cosas y tanta para otras. Pagar la cuenta supuso 25 minutos más.

Pese a no tomar los dos postre salimos a mas de 40 euros por persona, más el transporte, ya que está un poco lejos del centro. Desde mi punto de vista un poco caro para las cantidades y las calidades que ofrece.

En resumen un restaurante que pese a su fama, me resultó un poco frustrante. Sin duda ni la materia, ni el servicio, ni la cantidad están acordes con el precio cobrado. A destacar la jefa de sala que me encantó emplatando a la mesa de al lado una ensalada y un besugo y fue totalmente atenta y profesional con nosotros. Posiblemente le daré una segunda vuelta para probar otros platos para ver si mejora, pero para mí por ahora, es una y no más.

Información adicional

Leído 3180 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Septiembre 2012 19:16
Inicia sesión para enviar comentarios

Desde que tengo recuerdos, siempre has estado a mi lado, e incluso antes de lo que puedo recordar. En tu nombre y siempre junto a ti he vivido; y muchas son las vivencias en las que siempre apareces. No hay día en que no piense en ti, y si un día no te he visto... no ha sido lo mismo.


Por ello, hoy, creo que estoy preparado para reconocer la importancia que tienes en mi vida, es más, reconozco que sin ti no entiendo la vida. Y por ello quiero publicar este blog para que todo el mundo lo sepa.

LoGourmet