• ¿Recordar contraseña?
    • ¿Recordar usuario?
    • Crear una cuenta
    • O accede usando tu cuenta de
  • Regístrate
Sábado, 02 Marzo 2013 18:58

Bahia Taberna

Valora este artículo
(0 votos)

La entrada

De-autor Madrid Excelente

 

Pocas veces voy tan a ciegas a un establecimiento como a nuestro protagonista de hoy. Por lo general, antes de seleccionar un local hago una investigación previa. Bien en revistas, foros, páginas e incluso preguntando a cocineros donde comen ellos. Sin embargo en esta ocasión una sugerencia de un gran amigo, que había oído hablar de él fue suficiente para ir a probar.

La primera impresión no fue del todo positiva. Un local moderno en una zona residencial, la Alameda de Osuna, muy alargado y estrecho y con las mesas bastante juntas. Tiene dos espacios diferenciados, un bar y un restaurante. Nos sentamos y nos trajeron unas cartas donde se ofrecían raciones. Parecía más un bar de raciones que un restaurante. Sin embargo, esas primeras brumas de incertidumbre se vieron despejadas enseguida. No viendo dentro de los vinos de la carta ningún conocido y pidiendo consejo al camarero le comenté dos o tres de mis habituales. Y para mi sorpresa pese a no estar en la carta, tenía dos de los tres. Solicitamos un Carmelo Rodero joven.

biscuit de platanoPara comer elegimos un surtido de platos que nos permitiera probar la cocina del establecimiento. Mientras llegaban nuestras comandas, nos trajeron un aperitivo de calabaza con cebolla encurtida y curry rojo. La calabaza estaba jugosa y tierna y según la comías te apetecía más y combinaba a la perfección con la cebolla que estaba tersa y ácida y limpiaba la boca de calabaza. Lo que no me pegaba demasiado era el punto rojo de salsa picante porque anulaba un plato que ya estaba bien así. Quizá si hubiese picado un poco menos habría estado mejor.

Otro aperitivo que nos trajeron fue un ravioli de calabacín con langostinos, coronado con huevas. Un bocado lleno de sabor y técnica. Y con una presentación informal en un vaso de vino de los de antes dado la vuelta. Una buena forma de reciclar una vieja cristalería.

El primer plato que nos trajeron fue un bizcocho de plátano con micuit, adornado con un chip de piña. He de reconocer que pocas veces he probado algo tan sabroso. El bizcocho daba textura a las finas lascas de micuit y las lascas de micuit engrasaban y daban sabor al bizcocho de plátano. Por segunda vez me quede con ganas de más.

Para continuar nos trajeron una vieira con apionabo y un stick de beicon. Este plato no estaba a la altura del resto. La vieira no sabía cómo tenía que saber y el acompañamiento era insulso. Desde mi punto de vista no funcionaba.

Coca de chipironDespués nos trajeron una pizza de chipirón. Es una masa de pan tostado con tomate y un chipirón a la plancha encima. La masa es excelente, el tomate, maduro, pelado y despepitado un regalo de frescura y el chipirón con su piel y bien hecho en la plancha, lo justo para que se haga sin darle tiempo para que se tense otra vez... un alarde de buen hacer. Un plato que sin duda encantará a cualquiera que le guste el pulpo o los calamares. Si no es así no lo pidas porque es calamar puro.

Otro de los platos que nos trajeron fue un tartar de atún. Nunca, pese a haberlo tomado en muchos sitios, he probado un atún como este. El equilibrio perfecto entre el atún, el pepino, las especias, el aceite, la sal... La materia prima maravillosa y el tratamiento que le dan extraordinario. Simplemente un plato perfecto que justifica la visita a este local por sí solo.

El último plato de la degustación fue un ragú de rabo de toro. El rabo, deshuesado, estaba bien hecho y se notaba que era un guiso trabajado, con una salsa reducida... sin embargo en el paladar daba una sensación excesivamente grasa. Un plato que sin duda necesita un poquito más de pulido pero que en principio también estaba en consonancia con el menú.

tiramisuPara terminar tomamos de postre tiramisú, tarta y brownie. La tarta y el brownie, que es lo que pidieron mis acompañantes no los recuerdo como especialmente memorables, si bien el brownie iba acompañado por un sorbete de mango que estaba estupendo. EL tiramisú era perfecto. El mejor tiramisú que he probado. Una delicia.

Sin duda un excelente local donde la calidad de la comida te permite olvidar la incomodidad del local y una cuenta algo abultada. No voy a decir que es caro porque creo que tiene una excelente relación calidad precio... si bien tampoco es el más asequible de los restaurantes.

Información adicional

Leído 845 veces Modificado por última vez en Lunes, 04 Marzo 2013 13:40
Inicia sesión para enviar comentarios

Desde que tengo recuerdos, siempre has estado a mi lado, e incluso antes de lo que puedo recordar. En tu nombre y siempre junto a ti he vivido; y muchas son las vivencias en las que siempre apareces. No hay día en que no piense en ti, y si un día no te he visto... no ha sido lo mismo.


Por ello, hoy, creo que estoy preparado para reconocer la importancia que tienes en mi vida, es más, reconozco que sin ti no entiendo la vida. Y por ello quiero publicar este blog para que todo el mundo lo sepa.

LoGourmet